Lo importante es no dejar nunca de hacer preguntas.
No perder jamás la bendita curiosidad.
Albert Einstein